sábado, 26 de mayo de 2018

25 ANIVERSARIO COF RONDA110 DE GRANADA.

En  unos días, concretamente el sábado  26 de mayo celebraremos la Eucaristía de Acción de Gracias en el 25 aniversario de la fundación del Centro de Orientación Familiar RONDA 110 de nuestra Diócesis.

25 años de atención generosa y desinteresada a las familias, de llevar esperanza a familias necesitadas de ilusión y esperanza. Durante estos años han sido muchas las actividades que desde el COF se han llevado adelante o con las que ha colaborado el COF o sus miembros a través de otras entidades u organizaciones: formación afectivo sexual, escuelas de padres, jornadas de reflexión sobre la familia… que han sido posible gracias a las personas que durante estos 25 años han dedicado su tiempo y sus fuerzas a la atención de las familias.


Sábado 26 de mayo de 2018.


Los actos que desde el COF y el Secretariado Diocesano de Familia y Vida se han programado para el sábado 26 de mayo son los siguientes.

A las 10:30 en el Centro Nuevo Inicio en la Plaza de Alonso Cano:

“CELEBRACION 25 ANIVERSARIO DEL CENTRO DE ORENTACIÓN FAMILIAR RONDA 110”.
Un recorrido por estos 25 años de vida del  COF RONDA110, de agradecimiento  y reconocimiento a las personas que durante este tiempo han hecho realidad un sueño de atención a las familias que allí han acudido a través de su dedicación y entrega.

A las 12:00 en la Parroquia del  Sagrario en la Plaza de Alonso Cano:

“EUCARISTÍA DE ACCION DE GRACIAS 25 ANIVERSARIO DEL COF RONDA110”.
Culmen de esta celebración de aniversario, la Eucaristía de Acción de Gracias por estos 25 años de vida del COF.

miércoles, 16 de mayo de 2018

CURSOS DE FORMACIÓN AL MATRIMONIO Y A LA VIDA DE FAMILIA 2018. DIÓCESIS DE GRANADA.

Actualizado el 10 de marzo de 2018


PROPUESTAS DE CURSOS PARA  2018 CASA DIOCESANA DE LA FAMILIA:

Marzo 2018: Sábado 3 y domingo 4.  
Junio  2018COMPLETO Intensivo de fin de semana  15, 16 y 17  (viernes, sábado y domingo).
Septiembre 2018: Intensivo de fin de semana  7, 8 y 9    (sábado y domingo).
Noviembre 2018:De fin de semana: Sesiones días 19 y 17  (sábados).

INFORMACIÓN:
PARA INSCRIPCIÓN EN LOS CURSOS DE LA CASA DE LA FAMILIA
CASA DIOCESANA DE LA FAMILIACamino de Ronda 132, (Entrada por C/ Sol)
Miércoles de 11:00 a 13:00.
Jueves de 18:00 a 20:00

Teléfono 958 20 41 75. 
Dejar mensaje en el contestador indicando claro el número de teléfono en el que se puede contactar y os llamamos.

Para el resto de cursos llamar a las respectivas Parroquias.

OTRA INFORMACION:



CURSOS PARROQUIAS DE GRANADA PARA 2018 DE LAS QUE TENEMOS DATOS






Para ir al archivo en PDF clicar AQUI

TSUNAMIS DE VIDA: UN ANGEL EN LA TIERRA


" Un ángel en la Tierra "

lunes, 7 de mayo de 2018

VIDA ESPIRITUAL DE MADRE TERESA DE CALCULTA


EXPOSICIÓN SOBRE 
LA VIDA ESPIRITUAL
MADRE TERESA DE CALCUTA 

Del 10 de mayo al 13 de julio de 2018

Curia Metropolitana
Plaza de Alonso Cano, 1

martes, 1 de mayo de 2018

PALABRA DE VIDA DE MAYO DE 2018.


«En cambio el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, modestia, dominio de sí» (Ga 5, 22-23).
El apóstol Pablo escribe a los cristianos de la región de Galacia, que habían recibido de él el anuncio del Evangelio, pero ahora les recrimina que no han comprendido el sentido de la libertad cristiana.
Para el pueblo de Israel, la libertad es un don de Dios: Él lo sacó de la esclavitud en Egipto, lo condujo hacia una nueva tierra y estipuló con él un pacto de fidelidad recíproca.
Del mismo modo, Pablo afirma con fuerza que la libertad cristiana es un don de Jesús, pues Él nos da la posibilidad de convertimos, en Él y como Él, en hijos de Dios, que es Amor. También nosotros, imitando al Padre como Jesús nos enseñó y mostró con su vida, podemos aprender la misma actitud de misericordia para con todos, poniéndonos al servicio de los demás.
Para Pablo, este aparente sinsentido de la «libertad de servir» se resuelve por el don del Espíritu que Jesús hizo a la humanidad con su muerte en la cruz.
En efecto, el Espíritu es el que nos da la fuerza de salir de la prisión de nuestro egoísmo --con su lastre de división, injusticia, traición y violencia- y nos guía hacia la verdadera libertad.
 «En cambio el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, modestia, dominio de sí».
La libertad cristiana, además de ser un regalo, es también un compromiso. En primer lugar, el compromiso de acoger al Espíritu en nuestro corazón, haciéndole sitio y reconociendo su voz en nosotros.
Escribía Chiara Lubich: «[...] Ante todo debemos ser cada vez más conscientes de la presencia del Espíritu Santo en nosotros; llevamos en lo más íntimo un tesoro inmenso, pero no nos damos cuenta de ello suficientemente. [...] Además, a fin de poder oír y seguir su voz, hemos de decir no [...] a las tentaciones, atajando de raíz sus insinuaciones; sí a las tareas que Dios nos ha encomendado; sí al amor a todos los prójimos; sí a las pruebas y a las dificultades que nos salen al paso... Si lo hacemos, el Espíritu Santo nos guiará y dará a nuestra vida cristiana ese sabor, ese vigor, esa garra, esa luminosidad que no puede tener si no es auténtica. De ese modo, también quienes están cerca se darán cuenta de que no solo somos hijos de nuestra familia humana, sino hijos de Dios».
Pues el Espíritu nos llama a apartar nuestro yo del centro de nuestras preocupaciones, para acoger, escuchar y compartir los bienes materiales y espirituales, perdonar o preocupamos de todo tipo de personas en las distintas situaciones que vivimos cada día.
Y esta actitud nos permite experimentar el fruto característico del Espíritu: el progreso de nuestra humanidad hacia la verdadera libertad, pues pone de manifiesto y hace que florezcan en nosotros capacidades y recursos que quedarían para siempre sepultadas y desconocidas si vivimos replegados en nosotros mismos.
Cada acción nuestra es, pues, una ocasión inexcusable para decir no a la esclavitud del egoísmo y sí a la libertad del amor.
«En cambio el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, modestia, dominio de sí».
Quien acoge de corazón la acción del Espíritu contribuye además a construir relaciones humanas positivas por medio de todas sus actividades cotidianas, tanto familiares como sociales.
Carlo Colombino es empresario, marido y padre, y tiene una empresa en el norte de Italia.
Una cuarta parte de sus sesenta empleados no son italianos, y algunos de ellos arrastran experiencias dramáticas. Al periodista que lo entrevista, le cuenta: «También el puesto de trabajo puede y debe favorecer la integración. Me dedico a actividades de extracción, de reciclado de material de construcción, y tengo responsabilidades con el entorno, con el territorio donde vivo. Hace unos años la crisis golpeó duramente: ¿salvamos la empresa, o a las personas? Trasladamos a varias personas, hablamos con ellas, buscamos la solución menos dolorosa, pero fue dramático, como para no dormir por las noches. Este trabajo podía hacerlo mejor o peor, y procuré hacerlo lo mejor posible. Aposté por el contagio positivo de ideas. Una empresa que solo piensa en la facturación, en los números, tiene un futuro de cortas miras: en el centro de toda actividad está el ser humano. Soy creyente y estoy convencido de que una síntesis entre empresa y solidaridad no es una utopía».
Activemos, pues, con valentía nuestra llamada personal a la libertad en el lugar donde vivimos y trabajamos.
Así permitiremos que el Espíritu alcance y renueve también la vida de muchas otras personas a nuestro alrededor, impulsando la historia hacia horizontes de «alegría, paz, paciencia, afabilidad...»,
LETIZIA MAGRI

miércoles, 11 de abril de 2018

JORNADA DE LA VIDA 2018. DIÓCESIS DE GRANADA.


EDUCAR PARA ACOGER EL DON DE LA VIDA
Con el lema “EDUCAR PARA ACOGER EL DON DE LA VIDA” la Conferencia Episcopal nos convocaba el 9 abril, Solemnidad de la Anunciación del Señor,  a recibir el don de la vida, a tener conciencia de él. En definitiva, “a reflexionar sobre la vida como un don para entender de qué manera guiamos nuestra propia vida”.
En nuestra Diócesis la celebración ha constado de dos momentos. El primero el domingo 8 a través de VID@ARTE, acto cultural y festivo con el que hemos celebrado el don precioso de la Vida a través de distintas disciplinas artísticas. El Lunes 9 nos hemos reunido gozosamente en la Parroquia de Santa Micaela del Barrio de la Chana, para celebrar la “Eucaristía de la Vida”.
La tarde del domingo, el Salón de Actos del Colegio Virgen de Gracia, se ha llenado de música, magia, experiencias, danza, fotografía, escultura…  una auténtica explosión de vida que nos ha hecho vibrar a todos los que nos encontrábamos en la sala.
Después de las seis de la tarde, y tras escuchar unas palabras de bienvenida de D. Javier, nuestro Arzobispo, que nos animaba a que fuera una tarde de alegría y agradecimiento a Dios, porque en El todos nos sentimos rescatados; y en Él, nuestra vida adquiere plena dignidad.
Cada una de las actuaciones que a continuación se desarrollaron, nos acercaron desde distintas disciplinas a acoger el don de la vida como un regalo que debemos de cuidar, ha sido un compromiso para trabajar por difundir la “cultura de la vida”.



El cantautor José Luis Pareja nos emociono con cada uno de las canciones que ha interpretado, también con las presentaciones de las mismas, verdaderos testimonios que nos han hecho pensar, nos hemos sentido protagonistas de la historia en las que se han ido convirtiendo sus canciones.


Juan Carlos Aonso nos transportó al mundo de la magia y la ilusión, no solo con sus juegos de magia, sino también a través de sus palabras, nos llevó a un mundo donde todo era “más imposible todavía”.


Gerardo José Cámara nos trasladó a África como  “la tierra amada” a través de su testimonio en el continente de la esperanza, de valores auténticos, de respeto a la familia y a la dignidad de la vida. Experiencia que ha recogido en su libro: “La tierra amada: aventura y fe”.



Uno de los momentos más tiernos y bellos de la tarde fue cuando Inma Plegurezuelos, nos contó su testimonio: “Una historia de superación personal y de autentica belleza de vida familiar”. Realmente Inma es excepcional, pero por su gran corazón y su amor por la  vida. Su testimonio se puede seguir a través en el sitio web: “En el nombre de Down”.



De vuelta a las disciplinas artísticas, Begoña Martos ha unido la armonía de la música y la belleza del movimiento, conmoviéndonos a través de su arte hecho danza a través del número que ella ha denominado como “Nana de la vida”.



El guitarrista granadino Juan Carlos Martos nos ha hecho vibrar a través de los acordes de su guitarra con ensueños mágicos de nuestra Granada. Nos hemos perdido en una Alhambra hechizada, de la que nos ha rescatado con su alegre “Zapateado” que ha llenado el Salón de Actos del Colegio Virgen de Gracia de sentimientos de ilusión y fantasía producidos por su guitarra.
La tarde ha seguido con la fotografía hecha arte con la obra de Babet Baier a través de la cual nos ha mostrado como con su objetivo transmite sensaciones y emociones, además de una imagen bella. También ha compartido su experiencia vital y lo que es la fotografía para ella.



La parte artística terminó con la presentación de la obra “En la cruz está la Vida” del escultor Pablo Hernández, inspirada en la poesía del mismo título de Santa Teresa de Jesús. Pablo plasma su arte a través de la cultura y la composición pictórica, trampolín desde el que también pone de manifiesto su amor por la vida y la familia.



La tarde se completó con la presentación del Proyecto Ángel, que ahora está en fase de capacitación en nuestra Diócesis y que en un futuro ayudará a mujeres con embarazos imprevistos o que presente dificultad para llevarlos a término.



La celebración de la Jornada de la Vida en nuestra Diócesis concluyo con la Eucaristía por la Vida en la Parroquia de Santa Micaela de la Chana, presidida por el Consiliario de la Delegación de Familia y Vida D. Antonio Luis Martín.
PASTORAL FAMILIAR DIOCESIS DE GRANADA.

TSUNAMIS DE VIDA: "IMPARABLE"

Tsunamis de Vida nace de un grupo de 12 amigos que se preguntaron si merecía la pena vivir.

Su idea era provocarnos, para que junto con ellos buscáramos la respuesta a esa pregunta, y para eso subieron a la red una serie de vídeos que a ellos les ayudaron y que a nosotros nos animan a hacernos la misma pregunta.

¿Merece la pena vivir? y la respuesta se va descubriendo con estos ocho testimonios que nos fueron mostrando a través de unos videos cortos,  que nos ayudan a encontrar la respuesta: Un rotundo.

“No hay dificultad o freno en la vida para alcanzar la felicidad”.

A través de ocho vídeos de su canal de Youtube, muestran situaciones vitales complicadas muy diversas, pero con un mensaje común: la vida es un don y por ello merece la pena ser vivida”.
Imparable




miércoles, 4 de abril de 2018

PALABRA DE VIDA DE ABRIL DE 2018


«En verdad, en verdad os digo: el que cree, tiene vida eterna» (Jn 6,47).
Esta frase de Jesús forma parte de un largo diálogo con el gentío que vio el signo de la multiplicación de los panes y que lo sigue, aunque solo sea para seguir recibiendo de Él alguna ayuda material. Jesús, a partir de su necesidad inmediata, poco a poco va llevando el discurso hacia su misión: ha sido enviado por el Padre para dar a los hombres la verdadera vida, la eterna, es decir, la misma vida de Dios, que es Amor.
Él se acerca a todos los que se le cruzan por los caminos de Palestina sin eludir las peticiones de comida, de agua, de curación ni de perdón; es más, comparte cualquier necesidad y devuelve la esperanza a cada uno. Por eso puede pedir luego un paso más, puede invitar a quienes lo escuchan a acoger la vida que nos ofrece, a entrar en relación con Él, a darle confianza, a tener fe en Él.
Comentando precisamente esta frase del Evangelio, Chiara Lubich escribió: «Jesús aquí responde a la aspiración más profunda del hombre. El hombre ha sido creado para la vida; la busca con todas sus fuerzas. Pero su gran error es buscarla en las criaturas o en las cosas creadas, las cuales, siendo limitadas y pasajeras, no pueden dar una verdadera respuesta a la aspiración del hombre. ... Solo Jesús puede saciar el hambre del ser humano. Solo Él puede darnos la vida que no muere, porque Él es la Vida».
«En verdad, en verdad os digo: el que cree, tiene vida eterna».
La fe cristiana es ante todo fruto de un encuentro personal con Dios, con Jesús, que no desea otra cosa que hacernos partícipes de su misma vida.
La fe en Jesús es seguir su ejemplo y no vivir replegados en nosotros mismos, en nuestros miedos, en nuestros programas limitados, sino más bien dirigir nuestra atención a las necesidades de los demás: necesidades concretas a causa de la pobreza, la enfermedad o la marginación, pero sobre todo la necesidad de escucha, de comunión y de acogida.
De este modo podremos comunicar a los demás, con nuestra vida, el mismo amor que hemos recibido como don de Dios. Y para fortalecer nuestro camino, Él nos ha dejado también el gran don de la Eucaristía, signo de un amor que se da a sí mismo para dar vida al otro.
«En verdad, en verdad os digo: el que cree, tiene vida eterna».
Cuántas veces al día damos confianza a las personas que nos rodean: al profesor que enseña a nuestros hijos, al taxista que nos lleva a nuestro destino, al médico que debe tratarnos... No se puede vivir sin confianza, y esta se consolida con trato, la amistad, la relación que se afianza con el tiempo.
Entonces, ¿cómo vivir la Palabra de vida de este mes?
Siguiendo con su comentario, Chiara Lubich nos invita a reavivar nuestra elección y adhesión total a Jesús: «... Y ya sabemos cuál es el camino para llegar allí: ... poner en práctica con especial ahínco esas palabras suyas que nos recuerdan las distintas circunstancias de la vida. Por ejemplo: ¿nos encontramos con un prójimo? «Ama a tu prójimo como a ti mismo» (cf. Mt 22, 39). ¿Tenemos un sufrimiento? «Quien quiera venir en pos de mí... tome su cruz» (cf. Mt 16, 24), etc. Entonces las palabras de Jesús se iluminarán y Jesús entrará en nosotros con su verdad, su fuerza y su amor. Nuestra vida será cada vez más un vivir con Él, un hacer todo junto con Él. Y ni siquiera la muerte física que nos espera podrá asustarnos, porque con Jesús ya ha dado inicio en nosotros la vida verdadera, la vida que no muere»...
LETIZIA MAGRI

sábado, 24 de marzo de 2018